Kenji Minemura «Nunca había hecho magia en un escaparate»

Fuente: www.elcorreo.com/alava

Procedente de la ciudad japonesa de Nagoya, el hábil ilusionista Kenji Minemura, famoso por sus trepidantes números de magia, sorprendió ayer a los transeúntes de la capital alavesa con su show ‘Fism Act’ desde uno de los escenarios más especiales de Magialdia: el escaparate de un céntrico comercio. «Encantado y sorprendido» con esta idea, este veloz ilusionista que ejecuta equilibrios imposibles con una cuchara -las hace aparecer y desaparecer con sus manos en cosa de segundos, además de muchos otros objetos- desplegó un número que recibió el primer premio en la convención internacional de magia celebrada en Lisboa en el año 2000.

-Es popular con sus números mágicos con una cuchara. ¿Por qué le gusta este objeto en particular?

-Porque normalmente los magos no las usan. También hago trucos con vasos, botellas, pinceles, velas&hellip Son objetos distintos y menos cotidianos que tal vez resulten más atractivos para el público, acostumbrado a los juegos clásicos. Pero nunca utilizo cartas, bolas ni monedas, porque todos los magos lo hacen, y no resultan tan originales.

-¿Había actuado alguna vez en un escaparate? ¿Qué le parece esta iniciativa?

-Es la segunda vez que vengo a Vitoria, pero nunca lo había hecho. Cuando me propusieron la idea me pareció realmente interesante y sorprendente. Estoy encantado con ello.

-Sus shows suelen realizarse en teatros o grandes escenarios, ante un numeroso público. ¿Prefiere los grandes montajes a los trucos de cerca?

-Ni demasiada gente ni demasiado poca. Me quedo con un término medio. Mi objetivo es que todos y cada uno de los espectadores disfruten con mi magia, que nadie se quede sin ver el show.

-Conoce la capital alavesa desde el año pasado. ¿Le ha gustado regresar a esta ciudad?

-Sí, la organización del festival vitoriano funciona muy bien, la gente es muy amable y sobre todo me apasionan la comida y el vino de esta tierra. Realmente disfruto actuando ante el público vitoriano, y espero haberles agradado con mi actuación.

Ritmo trepidante

-Imprime un ritmo trepidante, casi imposible, a sus trucos. ¿Por qué centra la atención en este elemento?

-Como decía, me gusta que todo el público, desde la primera fila a la última, se divierta viendo mi espectáculo y el ritmo es importante para eso, porque es un elemento que se transmite a toda la audiencia. Trato de presentar mis movimientos con mucha claridad.

-¿Hay tanta afición a la magia en Japón como en Europa o Estados Unidos?

-No es tan popular entre los jóvenes, prefieren los cómics o los videojuegos. Les gusta cuando se hacen un poco mayores, cambian de mentalidad.

-¿Qué tipo de magia triunfa en su país, la especialidad ‘close up’ (de cerca) o los grandes espectáculos?

-En televisión, por ejemplo, los programas ‘close up’ con cartas tienen bastante audiencia. Pero cuando acuden a un show en directo, los japoneses se decantan por los montajes con más complicación.

-¿Con cuántos años se inició en el mundo de la magia?

-A los diez. Mi hermano tenía libros y juegos en casa, y yo se los cogía a escondidas. Empecé a leer y practicar, y aquí estoy.

Un ‘hobby’ universal

-Sus trucos tienen un gran nivel de dificultad. ¿Cómo ha logrado esa rapidez y agilidad con los movimientos?

-A base de ensayar y practicar mucho. No obstante, creo que cualquiera es capaz de llegar a ser un buen mago si se lo propone. Hay mucho material de donde aprender; existen cantidad de libros, juegos e incluso vídeos donde se explican los trucos paso a paso. Además, la magia se puede practicar a todos los niveles de dificultad, desde muy fácil hasta muy difícil, por lo que es un hobby universal. Por ejemplo, cualquier niño que todavía no ha aprendido a hablar sabe esconder el pulgar o hacer el clásico movimiento del dedo cortado.

-¿Cuáles son sus magos favoritos?

-No me quedaría con uno solo, pero me gustan Lance Burton o Haruo Shimada.

-¿Para qué tipo de público le gusta actuar?

-Mi magia es apta para todas las edades. A los niños les divierten mucho los efectos con flores, globos de colores y otros elementos. Son espectáculos en los que no se aburren porque son totalmente visuales. En cambio, como en los trucos de cartas tienen que escuchar las explicaciones del mago les resulta menos entretenido.

-Realiza innumerables ilusiones con cucharas, pinceles, globos, velas&hellip ¿Ha llegado a contar el número de trucos de su repertorio?

-No, es muy difícil, porque cada truco está integrado de otros muchos trucos diferentes. Podría tener cientos o miles, depende de cómo los cuente

Explore posts in the same categories: Entrevistas

A %d blogueros les gusta esto: