‘El buen número es magia; el malo, un truco’

Fuente: www.diaridetarragona.com

Jorge Luengo Tabernero nació en Cáceres hace 26 años. El año pasado se proclamó campeón del mundo de magia en la prueba celebrada en Pekín (China). Es campeón de España y de Francia de magia con números de los que sólo son capaces los más grandes. Salou tuvo el privilegio de verle actuar el sábado dentro de la jornada ‘Fem Matemàtiques’

Antes que nada, ¿mago o prestidigitador?

Ilusionista.

¿Cuál es la diferencia?

El nombre en sí ya lo dice todo. El ilusionista es aquel que logra convertir en ilusión aquello que están viendo los espectadores. Una ilusión que les hace felices.

¿Usted hace trucos o magia?

Yo hago números. Si los números que hace un mago o un ilusionista son buenos, son magia; por el contrario, si son malos, son trucos. Lo importante es que el público crea que lo que haces es realmente magia. Ahí radica el éxito de esto. Si por el contrario intuyen el truco, es que no ha sido bueno.

Vayamos a sus orígenes en esto. ¿Cómo le dio a un ingeniero informático y profesor de matemáticas en Cáceres por ser mago y mundialmente famoso?

Yo empecé en esto de la magia cuando tenía sólo 4 años. A los 18 ya empecé más en serio y tuve mi primer espectáculo. Ahora estoy estudiando dejar mi trabajo como profe de instituto para dedicarme ya profesionalmente a esto. La magia exige muchas horas y este verano, por ejemplo, tengo previsto acudir a diversos acontecimientos internacionales.

Cuénteme un secreto: ¿cuál es la clave para ser un buen ilusionista?

Es muy fácil. Sólo se requieren tres reglas de oro: practicar, practicar y practicar.

Y el resultado es dejar al público boquiabierto durante una hora que dura su espectáculo.

Es muy bonito ver que la gente se lo pasa bien y que queda sorprendida con tu trabajo.

Cuando dice ‘gente’ también están incluidos Cristiano Ronaldo, Joaquín Sabina o Alejandro Sanz.

Con ellos he hechos algunos números que han tenido gran eco. Fue muy divertido que se prestaran a colaborar en los números.

Dicen de usted que es uno de los mejores ilusionistas del mundo con las cartas.

Es una de mis especialidades. Pero trabajo con cualquier tipo de objetos: limones, plátanos…

Se lo habrán preguntado muchas veces pero ¿cuál es su mago favorito?

Tengo dos magos que para mí son los mejores. Por un lado está nuestro Juan Tamarit. De él admiro su carácter extrovertido y su forma divertida de ganarse a la gente y al público. Por otro lado está David Copperfield, con sus ganas de llegar siempre a más y mejores números y por la elegancia de estos.

Hablando de Copperfield, que hizo el número de hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, me han dicho que pretende hacer algo similar.

Así es. Estoy trabajando con una cadena de televisión para ofrecer un número de características similares estas navidades. Puede ser muy impactante.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: