El mayor espectáculo del mundo

Fuente: www.lavozdegalicia.es/lugo

En el sentido literal de la palabra, ya que los ilusionistas se está adueñando de la ciudad y seguirán haciéndolo hasta el sábado, día en el que concluirá la séptima Semana Internacional da Maxia. Mientras tanto, magos de todos los estilos están encandilando con sus trucos a un público de lo más variopinto. Por la mañana dejan con los ojos abiertos a los escolares en las funciones que tienen lugar en el auditorio municipal, y por la tarde no dejan de sorprender a las gentes que pasan por la Praza Maior. Y entre espectáculo y espectáculo, aún queda tiempo para actuar en los locales de asociaciones como la de sordos, la de enfermos de Alzhéimer o Aspnais, e incluso en el propio hospital, adonde acudirán el viernes.

Haciendo malabarismos con las cartas, con una cuerda, con un pañuelo o con un billete; tratando de hacer desaparecer o aparecer una paloma, un conejo o cualquier otro animal… magos como Kaito, Vituco, Manuel Lamas, Jessica, Esteban Quito, Román García o Rafael Benatar están consiguiendo meterse al público en el bolsillo, o en la manga.
Tras la gala inaugural en la que el mago Teto presentó su espectáculo mágico-teatral A maxia da Santa Compaña, lo mejor aún está por llegar. Y lo mejor son las tres galas que se celebrarán los próximos días. La primera mañana a partir de las nueve de la noche en el principal templo de la magia de la ciudad: el Mesón do Forno, donde actuarán un grupo de magos del colectivo Waldemar. El viernes en el auditorio municipal, con la primera actuación en España del mago alemán Markus Zink; y el sábado, también en el Gustavo Freire, con magos como Jandro, Mirko, Silvester The Jester, Gaetam Bloom, Gavilán y Yunke. Para estas dos últimas galas están disponibles las entradas en http://www.caixanova.es y en la taquilla telefónica 902 504 500. Los precios oscilan entre los cinco y los diez euros, dependiendo de la zona del asiento. También se podrán adquirir en taquilla una hora antes del espectáculo, para el que se recomienda puntualidad, ya que a las nueve de la noche cerrarán las puertas del auditorio.
Entre el gran número de espectáculos de este festival destacan en esta edición tres sesiones de magia extrema, protagonizadas todas ellas por el mago Víctor Cerro. Al primero de los retos le tocó enfrentarse ayer: desprenderse de sesenta metros de cuerda con la que estaba atado y bien atado. No menos complicado es el reto de hoy en la plaza de Santa María: escapar de una camisa de fuerza colgado de una grúa a veinte metros de altura, antes de que un detonador active unos explosivos que pueden provocar que la cuerda rompa. Mañana pretende soltarse en menos de diez segundos de unos grilletes y una cadena que lo sujetarán a un todoterreno, antes de que este arranque. El más difícil todavía, entre la ilusión y lo paranormal, según el propio mago.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: