Anthony Blake “Los sueños pueden hacerse realidad”

Fuente: www.eldiariomontanes.es

Uno de los artistas más misteriosos regresa a Cantabria, en concreto a Liencres, para fascinar al público con sus trucos. Capaz de jugar con los sentidos, puede que lo que esté haciendo no sea exactamente lo que la gente ve. Un ejemplo es esta entrevista, fruto de la imaginación de cada uno que la lea.

-¿Cómo es el verano para un mentalista?
-Fundamentalmente de descanso, que sólo se ve interrumpido por algunas salidas con motivo de las galas. Pero, sobre todo, es muy familiar. Aprovecho para estar con mis hijos todo lo que no puedo durante el resto del año. Disfruto de la playa y del sol y leo muchísimo.
-¿Afecta el calor a los poderes mentales?
-La que verdad es que no. En el momento en que subo al escenario, me acribillan dos focos de luz enormes, que ya dan calor por sí solos. Si sumamos el calor ambiental que hay por estas fechas, la verdad es que algo se suda. Pero la mente trabaja igual. El único efecto del calor es que ralentiza el ritmo de vida, pero eso es algo sanísimo. De todas formas yo soy más de calor que de frío.
-¿Puede explicar la diferencia que existe, a su juicio, entre magia y milagro?
-(risas). Es una gran pregunta. Los milagros se vinculan al mundo de la fe. Se trata de un concepto religioso, relacionado con la iglesia. La magia es todo lo contrario. Digamos que es el milagro laico. Con la magia puedo conseguir que lo que hago y lo que tu ves no sean necesariamente la misma cosa. Me las apaño para que percibas lo que yo quiero que percibas, que puede no parecerse en nada a lo que realmente estoy haciendo.

-El domingo comienza una de las ligas que más expectación está creando de toda la historia. ¿Cuántas veces le han preguntado ya por el campeón?
-Curiosamente esta mañana, que estaba en la playa, me he acercado al chiringuito de un buen amigo mío. Allí me han presentado a una vieja gloria del Real Madrid, que jugaba de defensa. Hemos estado hablando un buen rato sobre cómo se presenta la temporada, sobre los nuevos fichajes, etc. Es un tema que se repite mucho. Me lo preguntan mil veces.
-¿Y se moja?
-Yo siempre respondo que ganará, probablemente, el que mejor juegue. No tiene porqué ser el Real Madrid o el Barcelona, ya que creo que el dinero no es garantía de éxito. En mi opinión parten con las mismas opciones equipos como el Valencia, el Sevilla o el Bilbao.
-Veo que le gusta el fútbol…
-Bueno, digamos que soy aficionado, aunque sólo me gusta cuando el espectáculo se ve en el campo. No me importa qué hacen por las noches o con quién se casan.
-Cambiando de tema, ¿qué es lo más raro que le han pedido?
-Hay una anécdota que siempre cuento. Lo más extraño, absurdo, por lo que di un paso atrás, me ocurrió en Barcelona, al acabar una función. Estaba firmando autógrafos y un tipo perfectamente trajeado no se cómo logró apartarme de la multitud y conseguir una conversación cara a cara. Entonces me dice: «Tengo un problema de erección». Di dos pasos atrás, pues parecía que me tiraba los tejos. El hombre, muy atento, salió al paso diciendo: «No piense otra cosa, estoy casado y tengo hijos». En ese momento le dije: «Vaya usted al urólogo y que nadie como yo le saque dinero».
-Entiendo que una cosa es hacer magia y otra milagros…
-Eso es lo que trato de decir. Le pido a la gente que se ahorre ese tipo de preguntas. Cuando me dicen que le duele algo, siempre le recomiendo un médico. Yo divierto, hago pensar, pero no curo.
-¿Le queda algo por hacer?
-Todo. Aunque llevo 26 años trabajando considero que estoy empezando. Creo que todavía tengo mucho que contar y que decir, y, por supuesto, muchísimo que aprender.
-Centrémonos en Cantabria. ¿Qué sentimientos afloran en su interior cuando viene aquí?
-Cantabria me trae todos los recuerdos y algunos más. Soy asturiano, por lo que sus paisajes me hacen estar como en casa. Además, con apenas 17 años, me enamoré de una chica de Santander que se dedicaba a trabajar con la mente. Ahí descubrí el enorme mundo que se puede lograr con la imaginación. Podemos decir que aquí están mis orígenes. En Cantabria empezó mi afición por la mejor profesión del mundo, que es ésta.
-Ya estuvo por aquí hace poco, ¿qué diría a la gente para que vaya a ver el espectáculo de nuevo?
-Pues que no deje aprovechar la oportunidad de volver porque el espectáculo es muy distinto. Las posibilidades que ofrece un bar son muy diferentes a las de un teatro. Más de uno se va a sorprender.
-¿Su motivación es la misma a pesar del cambio de escenario?
-Es mayor si cabe. Hacen falta más sitios como ‘Amarillo Limón’. Aprecio mucho el gran esfuerzo que ha hecho Roberto para que esto sea posible. Se que apenas ganará para cubrir los gastos, pero la ayuda que prestan estos sitios al desarrollo de jóvenes artistas, no se paga con dinero.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: