Juan Tamariz: “Cuanto más inteligente y culta es la persona, más disfruta con este arte”

Fuente: www.gaceta.es

El mago Juan Tamariz lleva desde los 6 años practicando sus trucos de magia y algunos menos engañando a varias generaciones.

Cuenta con ironía que, durante años, los tomates del público le dieron de comer y bromea sobre su destartalada indumentaria: “No sé si soy el mejor mago, pero sí el más elegante”. Tamariz, genio y figura, regresa de una gira por Estados Unidos y presenta su nuevo espectáculo en el Teatro Marquina (Madrid), hasta el 21 de junio. En esta ocasión, lo acompañan la colombiana Consuelo Lorgia, con la que acaba de casarse; su hija Alicia y el guitarrista Pedro Hernández, ambos a cargo de la parte musical.

Toda una vida engañando a la gente…
¡Y pican siempre! (se ríe). Empecé a los 6 años y tengo 66, así que llevo 60, ¡está bonito el número! Calculo que me quedan no más de 30 de actividad.

¿La magia es una broma?
¡Nooo! Es muy profunda y me apasiona. Al nacer así de elegante y atractivo no me quedó otra que aprovechar estos dones que la naturaleza me dio.

Con usted actúan su hija, su futuro yerno y su nueva mujer… ¡No está mal en tiempos de crisis! ¿Les paga?
Eso está por ver (se ríe). Este es un espectáculo muy familiar en el que nos divertimos todos mucho.

¿Se divierte solo… o se tiene muy visto?
No es que me crea nada especial pero estoy contento y, cuando me miro al espejo, me digo: “¡Esto es lo que hay!”, y me río.

¿Es tan simpático como parece o en casa tiene malas pulgas?
Mal humor no tengo pero no siempre estoy con el ánimo alto. Las vicisitudes de la vida hacen que este mundo no sea demasiado fácil para nadie.

Se ha casado en tres o cuatro ocasiones, ¿cómo engañó esta vez a Consuelo?
Le hice ver que yo era el hombre más atractivo de la Tierra y cayó. De hecho, me llegó a confundir con Tom Cruise. Luego le dije la verdad, que no era Tom.

En los congresos de magia, ¿compra más trucos de los que vende?
A mí me contratan en los congresos para dar conferencias a los magos profesionales. Ni compro ni vendo trucos: los cuento. Luego publico libros y DVD donde ellos los aprenden.

¿Tiene aseguradas sus manos?
Sí, mira: la muñeca está muy bien pegada al brazo para que no se me caiga (se remanga). Pero si me dicen que ponga un enchufe les digo que lo pongan ellos.

¿Ha nacido quien le engañe?
Los magos tenemos el sano escepticismo de la magia y conocemos los mecanismos de distracción, que hacen que no desviemos la mirada hacia un punto u otro. Pero gracias a Dios, al final, si es bueno, me consigue engañar.

¿Solemos intentar reventar el truco en vez de disfrutar con la ilusión?
Esa actitud ha cambiado. Ahora, cuanto más inteligente y culta es la persona, más disfruta con este arte y te admira y te felicita sin buscar el engaño.

¿Ha sacado a algún político al escenario?
Sí, muchas veces. En ocasiones me he enterado de quién era al final, porque no siempre los reconozco.

¿Y están para bromas?
Vienen a pasar un buen rato y a ilusionarse, como todos. Y está muy bien que así sea, porque el día que dejemos de soñar se acabó todo.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: