Ines: “Los magos somos unos mentirosos, pero honestos”

Fuente: www.diariocordoba.com

— ¿Maga o ilusionista?

–Las dos me valen.

–¿Qué espera una maga de los Reyes Magos cada 5 de enero?

–Sobre todo, seguir con ilusión, con ilusión se consigue todo.

–¿Los magos utilizan el humor para seducir, entretener o engañar?

–Para engañar no, es un engaño bueno, para compartir con los demás. Los magos somos mentirosos honestos.

–¿Todo en la vida tiene truco?

–No. Los magos somos muy hábiles para que tú puedas dejarte engañar. Debemos tener esa habilidad técnica y psicológica.

–Dígame un truco de magia sin trampa.

–(Piensa). Bueno, yo creo que la vida.

–¿Practica la magia para conseguir esos objetivos que para otros son inalcanzables?

–Practico la magia porque creo en ella. Aún sabiendo el truco me fascina cómo se hace, ésa es la diferencia entre un mago y un profano. El profano, al descubrir el truco, se viene abajo, el mago se entusiasma mucho más.

–¿Ha practicado magia con malas artes?

–No. (Ríe). No. Nunca.

–¿La televisión le ha proporcionado momentos mágicos?

–Sí. Y una experiencia muy buena, tanto en Nada x aquí como ahora en Colga2 con Manu . Es la magia de lo que no se ve.

–El culpable de su vocación es don Eduardo, un profesor de EGB que hacía desaparecer monedas.

–Sí, yo creía que era una hucha humana, que estaba lleno por dentro y algún día se rompería y empezaría a salir calderilla de todas partes. Ese fue mi primer contacto con la magia, pero quien me enseñó magia fue Luis Arza. El fue mi gran maestro.

–¿Ahora con la crisis por qué no inventa un truco al revés que haga aparecer monedas?

–Pues mira, eso estaría bien, y sobre todo billetes de quinientos.

–Usted ha dicho: “Siendo maga se liga el doble: nada de nada”. ¿Acostumbra a mentir?

–(Ríe). De vez en cuando.

–Si es maga las 24 horas, ¿los demás nunca estamos exentos de su hechizo?

–Claro que no. El mago lleva implícito poder hacer magia en todo momento. Y cuenta que a nosotros nos gusta hacerlo.

–¿Dónde guarda su chistera?

–En mi piso de Madrid. Y tengo una muy antigua, del siglo XVIII.

–Usted dice: “Tengo la máxima sensibilidad en las manos”. ¿Una declaración de principios?

–No. Depende para qué. Para el trabajo, sí. (Ríe).

–No me dirá que siempre le salen bien todos los trucos.

–No. Lo que pasa es que el espectador no sabe cómo termina y puedo desviarlo por donde quiero. Y lo que aparentemente puede ser un error, al final no lo es.

–¿Quién es su mago favorito?

–Michael Ammar, un mago americano.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: