Beijing, capital de la magia mundial por cinco días

Fuente: espanol.cri.cn

Ese día, conversaron con la prensa los prestidigitadores Lennart Green, de Suecia, Henry Evans, de Argentina, Miguel Puga, de España, Rocco Silano, de EE.UU., Shoot Ogawa, de Japón.
Estimados amigos oyentes, están escuchando la reacción del público ante el despliegue de habilidades de cinco magos de fama mundial, quienes hicieron una demostración ante medios informativos acreditados en Beijing y el público en general el pasado 14 de abril. Con sus artes asombrosas los prestidigitadores sacaron monedas de entre los naipes en un santiamén, a la vez que se servían de un simple cepillo de dientes para copiar las figuras dibujadas sobre las cartas, ante los ojos incrédulos de los presentes.

Ese día, conversaron con la prensa los prestidigitadores Lennart Green, de Suecia, Henry Evans, de Argentina, Miguel Puga, de España, Rocco Silano, de EE.UU., Shoot Ogawa, de Japón. El objetivo de su visita a la capital china fue ofrecer tres días sucesivos de espectáculos, como forma de iniciar la cuenta regresiva de 100 días hacia el 24º Campeonato Mundial de Magia, que sesionará del 26 al 31 de julio en Beijing. Cinco días que prometen todo un banquete para los amantes de lo increíble.

Es preciso destacar que esta será la primera edición del Campeonato en un país en vías de desarrollo. En su momento, más de cincuenta ilusionistas de todo el mundo competirán en Beijing, con al menos 100 actos de prestidigitación.

Después de terminar el encuentro, entrevistamos a Henry Evans y Miguel Puga. Ellos nos contaron de sus lazos indisolubles con la magia.

El mago argentino Henry Evans se interesó en este arte cuando apenas tenía cinco años de edad. Cuando tenía once o doce años, con la clásica caja de trucos a su disposición, dio sus primeros pasos en el universo del ilusionismo. Hoy es un estudioso de la magia, creador de efectos, con participación en varios congresos y el primer premio en Cartomagia de FLASOMA 92, en Bogotá, Colombia. Fue primer premio de Cartomagia asimismo en el encuentro de la Federación Internacional de Sociedades Mágicas (FISM) de 2000.

El nos comentó sus impresiones sobre su primera estancia en Beijing:

“Es la primera vez que vengo a hacer shows a China. Estuve en octubre, para ver los hoteles y el lugar donde se va a hacer el mundial de magia. Me encanta Beijing: los hoteles, lo limpia que es la ciudad, el buen trato de la gente. Es maravilloso. La verdad es que es 100 % recomendable, es un sueño, es un paraíso.”

Henry nos contó de sus comienzos en el mundo de las manos rápidas y otras experiencias importantes en su carrera:

“Cuando yo era un niño, tenía 11 años, ahí comencé en la magia. Claro, cuando yo empecé era tan pequeño que no sabía a qué iba a dedicarme profesionalmente. Pero el tiempo hizo que esto fuera una pasión. Es que pienso todo el día en magia. Nos encanta, disfrutamos, viajamos; conoces gente, tienes amigos en todas partes, y eso es mágico también. En Argentina, que es donde vivo, hice dos años televisión, eso fue hace 15 años atrás. Eso me hizo un poquito conocido en Argentina. Más tarde competí en congresos y competí en el mundial en la FISM, en el año 2000, en Lisboa. Ahí gané el primer premio y eso me dio un poco de popularidad también entre los magos. Y me dediqué a la magia creativa: a crear efectos que otros magos también utilizan. Entonces, viajo por el mundo dando conferencias para que otros magos aprendan también, así como yo aprendo de otros. Es muy bonita esa sensación de que el efecto que crea es como un hijo que nace. Ese efecto que uno crea y le tiene cariño, lo ve luego en otro artista que lo puede hacer, y eso es algo que uno disfruta mucho.”

Para él, la magia es la cosa más fascinante. A propósito, confiesa:

“Lo más fascinante es que aun cuando no conocés a nadie, los magos somos muy unidos. Es decir, si yo viajo a cualquier país ahora, y simplemente contacto al club de magia local, ellos me reciben espectacularmente aun cuando no nos conozcamos. Lo más fascinante es que a la gente le gusta la magia y que en cualquier ocasión en que uno hace algo, le podés regalar alegría a la gente. Eso es impagable: que al menos por unos segundos, la gente se olvida de sus problemas, de su trabajo y de sus cosas para pasar un momento sumamente agradable, y es regalar alegría. Eso es magia. Todo el tiempo tenemos en nuestras manos la posibilidad de regalar alegría y de regalárnosla a nosotros mismos; porque empieza todo por uno mismo: disfrutando lo que hacemos, que luego se transmite.”

Miguel Puga, conocido artísticamente por Mago Miguel, es un ilusionista español. Atraído desde niño por el mundo de la magia, fue el campeón de Cartomagia de la FISM en 2003. En los últimos años ha montado varios espectáculos de magia en distintos escenarios españoles. Hoy dirige en Granada el Hocus Pocus Festival, el más importante evento internacional de ilusionismo de Europa, que ya va por su séptima edición.

Ante todo, Miguel Puga destaca el significado de la celebración del Campeonato Internacional en Beijing:

“Significa bastante, pues es la primera vez que se viene a China. En Japón se celebró también un congreso mundial hace unos nueve años. Hacía mucho tiempo que no veníamos a Asia. Todos los magos del mundo están muy excitados e ilusionados porque China es mágica. Es la cultura más antigua del mundo y eso es muy emocionante. Trabajar para un público de una cultura radicalmente diferente es muy emocionante. La magia nos va a dar la oportunidad de que el pueblo de China se abrace al del resto del mundo, en un mensaje de amor, de paz y de ilusión.”

También nos explica por qué la magia le sedujo desde muy pequeño:

“Hay dos cosas: la magia produce inmediatamente asombro y alegría, en todos los países del mundo. Las emociones de asombro y alegría son componentes de la felicidad. O sea, que ver un juego de magia es jugar, como un niño, con la imaginación, con la creatividad. Jugar a divertirse te pone en un estado que te hace más feliz, y en los tiempos que corren a nivel mundial en que hay crisis económica, guerras y violencia, el hecho de que unos cuantos locos queramos jugar y mandar un mensaje de amor en nuestro trabajo es importantísimo. No olvidar que con una simple baraja, con una moneda, con un pañuelito, se puede rescatar el brillo de la mirada que teníamos cuando éramos niños.”

Respecto a si se considera un mago, o un artista que hace trucos, Miguel contesta:

“La magia no existe: lo digo yo que soy mago. Hay que crearla; existe solo como sensación, que se puede conseguir desde un poema, se puede conseguir con una hermosa música, con una novela, con una obra de teatro o con un juego de magia. La magia está basada en el ingenio, en técnicas manipulativas. El arte de la magia consigue asombrar, ilusionar y es un arte, por supuesto. Como hobby la practican muchos aficionados, pero no son artistas; igual que hay mucha gente que toca el piano, cantan bailan, pero no son artistas. Ser artistas es otra cosa.”

Estimados amigos oyentes, así ponemos punto final a nuestro programa de hoy, muchas gracias por sintonizarnos y hasta la próxima ocasión.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: