Crear ilusión cara a cara

Fuente: www.diariosur.es

Un espectáculo interactivo de magia celebrado en Mijas acerca este mundo de fantasía a niños y mayores.

Dos monedas que cambian de manos y ¡Zas!, una desaparece delante de casi un centenar de narices que en cualquier momento preguntan e intentan resolver un truco que no es nada fácil. Así es el espectáculo ‘Magia en el Museo’, una animación a base de ilusionismo hecho cara a cara y sin ni siquiera la barrera de un escenario que se celebró ayer en Mijas Pueblo.

Para Ana Sánchez, una de las pequeñas espectadoras, «sorprende mucho más verlo en primera persona que en televisión». Y es que, los niños, y los que no lo son tanto, siempre intentan buscar cuál es el truco y en ocasiones se olvidan que, como admitía el conductor del número, Ángel Azar, «lo importante es disfrutar con el poder de la magia». La recurrida excusa de un efecto óptico de la cámara quedaba excluida en el patio, ya que todo se mostraba cara a cara.

Desapariciones, juegos con monedas, ‘cartomagia’,… la ilusión se iba sucediendo poco a poco ayer en el patio de la Casa Museo de Mijas Pueblo. Allí, los asistentes pudieron disfrutar de tres pases diferentes en los que la dificultad, y con ello, la emoción de los espectadores, fue en aumento. Niños y mayores, todos quedaban prendados con el poder de la varita mágica o el número de ‘Alicia ante el espejo’. «La intención de este espectáculo es mostrar la ilusión de la magia de cerca, para que los asistentes puedan participar en cualquier momento», admite Azar, que lleva dedicándose profesionalmente a este mundo desde el año 1993. «En todo este tiempo he tenido niños que han venido a ver el número siempre que se organizaba en Málaga, casi han crecido conmigo, e incluso me regañaban cuando repetía alguno de los juegos», explica no sin cierto orgullo.

Entre los objetivos que perseguía el acto estaba el de mostrar que para hacer un buen espectáculo o ser un gran mago no se necesitan de grandes artilugios mecánicos ni es necesario hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, simplemente hay que crear una ilusión que mantiene en vilo a los espectadores durante los segundos que dure el juego.

Taller

La principal novedad que hace diferente este espectáculo de otros es que, entre pase y pase, el público puede asistir a un taller de magia en el que dos profesores enseñan a hacer algunos juegos a modo de introducción a la magia. «Nosotros mostramos cómo se hace, y damos a entender que no es tan complicado como pudiera parecer, y ya son los asistentes quienes deciden ponerlo en práctica o no», asegura uno de los ayudantes. De esta manera, Juan Peinado aprendió cómo puede una moneda atravesar un pañuelo o como recomponer un mondadientes que antes se había partido. «Es entretenido y fácil de recordar» compartía ilusionado el chico.

Al término de la jornada de magia de ayer, el público se fue a casa sorprendido ante el espectáculo que habían contemplado y con nuevos juegos para enseñar a sus amigos. Los más pequeños, maravillados por los trucos, tardarán en olvidar a aquel señor que les enseñó a hacer magia cara a cara.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: