“La ilusión de la magia sigue viva”

Fuente: www.eldia.com.ar

Emanuel, que está presentando “Desenmascarado” en Mar del Plata, cuenta cómo hace frente a la crisis que azota a la cartelera teatral, devela cómo prepara sus espectáculos y, entre otras cosas, analiza los efectos que ocasionó el ciclo “El Mago Enmascarado” a quienes como él defienden la ilusión a través de la magia.

¿Cómo influyó la revelación de trucos a través del ciclo El Mago Enmascarado que puso en pantalla Canal 13?
“Muchos colegas están enojados. En mi caso, lo tomo como que algo está pasando con la magia. De no ser así, no hablarían de nosotros. Si lo que hacemos no gustara no importaría develar estas cosas: ‘Ladran Sancho, señal que cabalgamos’. Todo esto se inició cuando empezamos a hacer El Show de los Magos con Marcelo Tinelli y desde que yo comencé con las temporadas en Mar del Plata”.
¿Antes no pasaba?
“No. Antes los magos no eran parte del show. Hoy, después de mis espectáculos en Mar del Plata, todos comenzaron a poner magos en sus propuestas porque se dieron cuenta que la magia vendía”.
Profesionalmente, ese ciclo, ¿lo perjudicó?
“No. Todo sirve. De hecho, mi actual espectáculo se llama Desenmascarado”.
La ilusión, ¿sigue viva?
“Más que nunca. En mi caso no me perjudicaron, porque no revelaron nada, sólo mostraron buenas ideas”.


Hace diez años, cuando lo suyo no tenía tanta repercusión, ¿pensó en abandonar la magia?
“En nuestro país ese pensamiento aparece siempre en la carrera artística. Esto ocurre porque aquí se valora poco al artista, a su trayectoria y a su esfuerzo”.
¿Qué lo retuvo?
“El amor que siento por mi trabajo y el reconocimiento público. Eso me hace pensar que estoy haciendo las cosas bien. Que haya cada vez más mediocridad no significa que el talento no se valore”.
¿Habla de usted?
“Hablo de mí y de un montón de gente del medio. Mi madre es actriz (Dora Baret) y mi padre era director de teatro (Carlos Gandolfo). Yo viví esta situación desde que tengo uso de razón, pero ahora existe una mayor desvalorización del artista. Hoy cualquiera es artista, hoy cualquiera es famoso”.

LAS MANOS MAGICAS

Este año reflotaron “Las Manos Mágicas” en Canal 7, ¿qué le sugiere ese ciclo?
“Me parece bárbaro. ‘Las Manos Mágicas’ es un programa holandés de un negocio de magia que se llama The Magic Hands. Este negocio hizo un ciclo para enseñar trucos y funcionó tan bien que lo vendieron mundialmente. Yo empecé a hacer magia viendo ese programa y me parece bien que siga generando aficionados.
Desde el escenario, ¿qué percibe que recibe de usted tanto el adulto como el niño?
“Yo noto que todo lo que doy lo reciben bien. De hecho, hay gente que ha visto los cuatro espectáculos que hice y nota cómo evolucionaron mis shows. Gracias a la gente nos hemos transformado en un clásico de la temporada marplatense. Aquí siempre existen dos o tres espectáculos tops que se llevan todo el público y después venimos nosotros, que siempre estamos entre los cinco más vistos, cosa que me hace feliz”.

COMPETENCIA DE VERANO

En Mar del Plata, existen espectáculos humorísticos, teatros de revistas, comedias y piezas dramáticas, el suyo, ¿con quién compite?
“Con todos, porque mi espectáculo, al ser familiar, tiene humor, música, magia, sorpresa y fantasía. El público de sesenta años para arriba recién nos está descubriendo, porque suponían que la magia era sólo para chicos. Cuando ellos eran chicos, los magos sólo animaban fiestas infantiles, no hacían este tipo de shows. Por eso les cuesta entender que esto no es sólo para niños”.
De lo que se ve en la primera función a la última, ¿existe mucha distancia?
“Tal vez no para el público, pero existe mayor fluidez y más ritmo”.
¿Cambia los trucos?
“No, porque lo que está en escena ya lo probé durante el año. Tal vez modifico algún truco de interacción con el público, pero la esencia del show y las grandes cosas del espectáculo no varían”.
Desde el escenario, ¿siente que los espectadores lo desafían?
“No. Durante la función me siento cómodo, bárbaro, fantástico, porque noto que la gente se relaja y disfruta. La presión no me la genera el público sino yo mismo. Siempre me digo: ‘Debo superar el espectáculo anterior’.

DE GIRA

Este espectáculo, ¿sigue por todo el país?
“Sí. Durante el año giramos por el país y en la segunda mitad del año lo llevamos al teatro Opera de Buenos Aires”.
¿Tiene trucos que se acomodan al tamaño del escenario?
“A la gira llevo todo el equipo, y cuando llego a una ciudad voy al teatro más cómodo. Si no hay espacio, hay trucos que no se hacen si la sala no lo permite”.
¿Cómo se adapta a la situación?
“Es un gran desafío, porque en los teatros grandes da la sensación que prevalece la cosa espectacular, pero no siempre es así”.
El público de Mar del Plata, ¿es distinto a todos?
“El público de Mar del Plata es el mismo que el de las giras. En Buenos Aires hay mayor competencia, existe mucha oferta y poca demanda, lo mismo que en la temporada marplatense. Eso es lo que hace difícil hacer una temporada. Mis espectáculos funcionan mejor en las giras”.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: