Magos, por un sueño

Fuente: www.ideal.es/granada

La gala del ilusionismo, con la actuación de seis magos, a beneficio de Aldeas Infantiles, abarrotó el Teatro Municipal del Zaidín
ALDEAS Infantiles bien vale un sueño mágico, y eso es lo que vienen haciendo los organizadores del Festival Hocus Pocus desde hace unos años. Un lleno hasta la sala de sonido, hasta los escalones de los pasillos, para poder asistir, en el Teatro Municipal del Zaidín, a las actuaciones de un grupo de magos en beneficio de una buena causa. Durante una hora y media que duró el espectáculo el sueño se hizo magia.

El montaje fue presentado por el mago Javi Martín, un artista que tiene un peculiar sentido del humor y que fue introduciendo a cada uno de los participantes con un número de magia a modo de broma.

César Bueno, uno de los artistas presentes en el Hocus Pocus y que muchos granadinos habrán podido ver en la carpa instalada de Plaza Bib-Rambla, presentó una serie de trucos que pueden ser considerados clásicos, pero con sus variantes, las del estilo personal de este artista. Números con el papel que se rompe y que recompone, con la jarra de agua, y con esos trozos de papel en colores naranja y negro, que gracias a una jovencísima ayudante, logró transformar en un gorro y en un bolso..

Una de las características de la gala ‘Magia por un sueño’ es que el humor está presente en cada una de las actuaciones. Tras presentar Javi Martín, con otro de sus ingeniosos trucos, como el de hacer desaparecer el dedo pulgar, pero de verdad. Presentó al argentino Adrián Conde, una especie de ‘clown’ -como se dice ahora a los payasos-, pero con mucha magia. Algunos de los seguidores del Hocus Pocus lo habrán visto también por alguna plaza y calle granadina, montando el circo.

Una vez más desplegó el espíritu de la carpa bicolor. Sin palabras, a modo de mimo, pidió un voluntario, un niño que fue cómplice de sus trucos.

Globos y cartas

Bolas de espuma roja que aparecen y desaparecen, y lo mejor, un final con mucho rollo. Adrián Conde sacó metros de una corbata enganchada a todas partes de su cuerpo, hasta que finalmente se le lió en los calzoncillos. Con su indumentaria, como si del traje de Supermán se tratara, Adrián Conde se convirtió en un hombre-magia.

Tras el ‘clown’ le llegó el turno al ‘látex-king’, a Jean Philippe, un artista de la globoflexia, quien también ha presentado su espectáculo por las calles granadinas. Una vez más hizo el número de la caña de pescar, que es espectacular, pero mejor fue el de la perrita Fifí. Jean Philippe transforma un globo en una caniche con un gran olfato, porque es capaz de adivinar donde se encuentra la carta firmada por un voluntario solicitado por el artista. Y más difícil todavía, porque la carta elegida aparecerá en el interior de la barriguita de Fifí.

La gala ‘Magia por un sueño’ tuvo un final marcado por el arte granadino. Luis Manuel, un artista de la tierra, convirtió a un niño en mago y a la vista de todos. Juegos de manos con cartas y cuerdas, para finalizar su actuación con unas sombras chinescas en las que ‘actuaron’ desde Frank Sinatra hasta Elvis y alguna que otra pareja de enamorados. El granadino Miguel Puga fue el encargado de cerrar la gala con unos trucos con las cartas cargados de humor, que fueron sorprendentes y que dejaron boquiabierto al público, como un sueño.

Explore posts in the same categories: Congresos, Noticias

A %d blogueros les gusta esto: