“El público perdona un error, pero no el aburrimiento”

Fuente: www.laopiniondegranada.es

Miguel Puga, más conocido como “Mago Migue”, mago y director del Festival Hocus Pocus de Granada, ha respondido a las preguntas de los lectores. Consulte aquí sus respuestas.

LA OPINIÓN. – ¿Qué novedades trae este año el Hocus Pocus?
– Este año tengo especial ilusión en el festival, pues al ser la séptima edición, que es número mágico, debía de tener alguna novedad. La principal es el cambio de nombre del festival que pasa a ser HocusPocus Festival Internacional Mágico de GranHada. La presentación de la colección de zapatos encantados de Peinador es otra de las novedades. Y poco más, pues mantener la estructura tal y como está es más que suficiente.

– ¿Cómo convencerías a alguien como yo que se muestra interesado por la magia pero que nunca ha ido al Hocus Pocus? Un saludo y que salga todo bien.
– No se trata de convencer sino de seducir. La magia es una sensación que una vez que la experimentas no la quieres dejar. Te invito a que vayas a algún espectáculo en el teatro y te abandones y juegues con nosotros. No te arrepentirás.

– ¿Crees que los festivales como el Hocus Pocus serían más libres si no dependieran de subvenciones de administrtaciones públicas? ¿O son éstas un apoyo fundamental para su existencia? Suerte con esta edición del Hocus Pocus.
– Personalmente, creo que un proyecto cultural de envergadura necesita de financiación mixta: pública y privada. La pública para garantizar el evento con calidad y prestigio. Y la privada para hacerlo crecer y desarrollarse. HocusPocus Festival es una iniciativa privada apoyada pública y privadamente. Lo que sucede es que la inversión pública es insuficiente para garantizar la continuidad y el nivel logrados. Si decido plantear el festival sólo desde lo privado será sin duda de otra manera. Eso es otro proyecto distinto.

– ¿Cómo se gana la vida un mago?
– Muy fácil… ¡haciendo magia!

– Soy Carmen y lo mío no es una pregunta sino una coincidencia y es la de que yo viví en la casa de la Concepción junto con mi amiga Maria desde el 90 hasta el 93 y alli prescribí mi primer tratamiento homeopático, porque soy médico homeópata. Mi primera paciente todavia sigue confiando en mí. Buenas vibraciones de la casa mágica. Un saludo afectuoso.
– Muchas gracias Carmen. Me alegro de que recibas la energía del lugar. Actualmente estamos trabajando para convertirla en un centro de I + D + I (centro de industria y desarrollo de la ilusión).

– ¿Cómo puede tener esa energía para inventarse todos los años un festival de magia con el lastre de que no lo apoyen con ilusión los políticos?
– La ilusión es algo personal. La energía que tenemos todos los que hacemos el festival, que somos muchos, nace efectivamente de la ilusión. Nuestros políticos, me consta, están ilusionados también con el proyecto y lo apoyan como pueden. No es fácil su trabajo tampoco. Mi obligación como director es transmitir resultados y proponerles avances y mejoras. Pero si no se puede, no se puede. cuestión de tiempo y perseverancia.
– Cuente si alguna vez no le salio algun truco delante de publico
– Ouf…. muchas veces. La magia es un arte y como tal imperfecto. En procesos de aprendizaje es normal fallar algo. No conozco a nadie que no le haya pasado. De cualquier manera, el público perdona un error… lo que no perdona es el aburrimiento.

– Hola Miguel. Me llamo Olga, puede que me conozcas de algún día de estos. Una pregunta: ¿cuál es tu mayor ambición en la vida?
– Creo que llegar a viejecito sabiéndome querido y habiendo dejado un granito de arena en Granada y en el arte de la magia que sea aprovechado por nuevas generaciones… y por supuesto feliz.

– ¿Se considera una persona creída?
No. Pero supongo que eso depende de quien te mira y cómo.

– ¿Es verdad que muchos magos comienzan en la magia para ligar? ¿Ha ligado mucho?
– jajajajaja… No creo que esto sea así. Aunque todo el mundo utiliza lo que sabe hacer para relacionarse mejor: cantar, bailar, contar chistes, hacer magia, contar cuentos, ser guap@, etc… A mi no me va mal. Estoy con quien quiero.

– Déme un truco para hacerle frente a la crisis
– Un novelón y paciencia. También tratar de ser activo y abrir campo laboral. Vamos hacer otras cosas que normalmente no haces.

– Antes que nada, felicitaciones, el Hocus es lo mejorcito que se puede ver en Granada. ¿Con qué dificultades te enfrentas a la hora de organizarlo?
– Gracias de nuevo. Lo transmito a todo mi equipo. Las dificultades de un proyecto cultural son muchas. En nuestro caso, la principal es que estamos hablando de un género escénico que no está reconocido por la administración y esto dificulta mucho la comunicación con determinados funcionarios. Además de que es muy difícil medir el impacto emocional y cultural que un proyecto así genera. Poner en valor la cultura es un tema que ahora mismo se están planteando las instituciones. Un dato: en Andalucía el presupuesto destinado a cultura es el 1%. Así nos va.

– ¿Cómo empezó en el mundillo de la magia? Si volviera a comenzar, ¿optaría por otra profesión?
– Empecé de niño, pues vi magia y me enamoré. Tuve claro desde muy joven que quería dedicar mi tiempo a este arte, que merecía la pena. No me imagino trabajando en otra cosa, pero si no fuese ilusionista, me hubiese gustado ser cineasta (que es otra forma de magia), o músico (un gran pianista). De un trabajo más común, creo que tener un bar propio estará bien.

– ¿Cómo es la vida de un mago? ¿Tienen un conejo en la chistera por si acaso alguien lo necesita?
– ¿Mi vida?: Teléfono, galas en cualquier parte, viajes, momentos para crear, sin inspiración, con ella, lectura, se me olvida que tengo que comer, visita al médico, me voy a Paraguay, mañana reunión con tal empresario para ver si hacemos su fiesta de empresa, duermo de día, se me olvida que tengo amigos y novia, hago la maleta, la deshago, una ducha, me voy China, avión interminable, carreteras y manta, comida con mis amigos técnicos y actores, no se me ocurre nada nuevo, terror, una idea, me brillan los ojos, hay una salida, otra maleta….. así es mi vida, vamos lo normal. Pero siempre, siempre, con una sonrisa, que me gusta más que un conejo.

Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: