El arte de lo imposible

Fuente: www.lasprovincias.es/valencia

La magia nos hace sentir niños. Cuando vemos un espectáculo de este tipo y observamos cosas que escapan a la razón, nos viene al recuerdo la infancia. De esto se encarga Ángel Valera. Este alicantino de 27 años, es presidente de Ilusionistas en la provincia.

Lo primero que indica es que su mejor ‘truco’ en la vida son su novia y su familia, aunque recuerda que los inicios como mago no son fáciles. “Cuando le haces los primeros trucos a los amigos les encantan, pero a los tres meses persiguiéndoles empiezan a aburrirte”, explicó. Sin embargo, al tiempo los mismos amigos le dan la vuelta a la situación, y son ellos los que presumen de tener un amigo mago. “A veces te ‘venden’ en cualquier circunstancia, y te piden que les hagas algún truco a personas que ellos quieren sorprender, sin tener nada preparado”.

Los primeros pasos como mago son muy diferentes. Hay personas que empiezan con los juegos de ‘Magia Borrás’, otros ven un espectáculo y deciden investigar, y hasta hay gente que se enseña acudiendo a espectáculos y observando a los magos. “Empecé a raíz de un curso del Ayuntamiento de Alicante. Me interesé por la magia, y tras el curso, el profesor me recomendó bibliografía. Aún no me he podido desenganchar”.

En un espectáculo de magia, lo más importante es el cierre. Las caras de los espectadores y, sobre todo, las caras de las personas que salen del público a colaborar, muestran lo sorprendente de la magia. “A veces, cuanto mayor es el insulto, más orgulloso te sientes del espectáculo. Hay gente que ante un truco reacciona así, sin mala intención, pero nos han insultado gravemente”. Sin embargo, en la vida de mago no todo es alegría. Es un arte difícil y vivir de los espectáculos es un arduo trabajo. “La soledad del mago es dura. Debes quitarte muchas horas de otras cosas para el estudio y la práctica. Pero engancha, y hagas lo que hagas estás pensando en magia”.

Es sabido que lo más importante para un mago es guardar los secretos de los trucos. “Alguna vez hay magos entre el público, pero nos respetamos. Cuando acaba el espectáculo, sin público, hablamos de cómo se ve desde el otro lado”.

Desde su cargo de presidente, Ángel participa en el I Festival de magia ‘Alicante Mágico’, que se celebra en el palacio de Congresos de la ciudad, donde también actuará. “Además de hablar de magia, pretendemos llegar al público con ella, y esta forma de congresos es única”. Toda una invitación para paseranos por la infancia y las emociones de la mano de más de 120 magos

Anuncios
Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: