“La magia recupera inmediatamente dos emociones infantiles: el asombro y la alegría”

Fuente: www.aragondigital.es

Magomigue es campeón del mundo de cartomagia y vive con la máxima ilusión su profesión, una ilusión que se convierte en magia y sonrisas en cada una de sus actuaciones. Durante estos días colabora en el espectáculo Cabaret Líquido en la Expo, donde las cartas llenan de magia el Balcón de las Artes Escénicas.
Zaragoza.- Magomigue mueve las manos y crea magia aunque no lleve una baraja entre ellas. Cuando el campeón del mundo de cartomagia habla sobre su vida, la magia, el brillo de sus ojos refleja la ilusión que transmite al público y la que él mismo siente con su trabajo.

Miguel Puga lleva 21 años trabajando con la magia. En Granada, su tierra natal, dirige el festival internacional HocusPocus, que este año celebra su séptima edición. El Festival se ha convertido en un referente en el mundo de la magia gracias al trabajo y esfuerzo que, año tras año, Magomigue realiza para traer amigos y profesionales. Imparte charlas, realiza cursos, investiga, crea, sueña e ilusiona constantemente.

Magomigue ha llegado a la Expo para participar en Cabaret Líquido, un espectáculo creado por Emilio Goyanes que trae al Balcón de las Artes Escénicas una propuesta dedicada a una zona del mundo y que, cada semana, cuenta con un artista invitado. Magomigue pone durante tres noches su buen humor y su buen hacer con las cartas para aportar un toque de magia a la representación del cabaret.
Pregunta.- ¿Ya había actuado en Zaragoza o es la primera vez que viene?
Respuesta.- Hacía tiempo que no venía, la última vez fue hace unos cinco años para las fiestas del Pilar.

P.- ¿Qué le parece el público aragonés?
R.- Los maños me encantan, son como los andaluces del norte, la gente más extrovertida de la zona norte. La Expo es una oportunidad magnífica de abrazarnos todos otra vez. Porque la Expo debería ser, aparte de bonitos edificios y grandes puentes, una oportunidad para sentir y sentirnos, y que las razas y las personas se mezclen. Eso es lo que pretendemos también con este espectáculo.

P.- Tiene actuaciones previstas en Venecia, India, Paraguay… ¿La magia tiene más éxito fuera de España que aquí?
R.- La magia es un arte que nunca pasa de moda, quizá tenga picos de popularidad, pero llevo 21 años de profesión y jamás he ido a pedir trabajo. Fuera tal vez se reconozca un poco más y sí está mejor considerada como arte escénico. Aquí sigue siendo un entretenimiento, que siempre lo es… Pero no por el público, sino por las instituciones. El público, cuando está delante de un artista verdadero, lo reconoce inmediatamente, da igual lo que hagas, cantes, recites, saltes, escribas o hagas juegos de manos.

P.- ¿No está la magia suficientemente apoyada, entonces, en España?
R.- No está nada apoyada. Los magos somos autónomos en todos los sentidos de la expresión, fiscal e intelectualmente. Hay mucha información, muchos libros, muchos compañeros, cada vez más festivales del género, pero a título siempre casi privado. Dirijo en Granada el festival HocusPocus pero la participación institucional es mínima, esto se hace porque convenzo a los artistas, que son amigos personales, el equipo de amigos y profesionales no cobran por trabajar… Esto en un festival de cine o de otro tipo es inviable. O pones dinero sobre la mesa o no se hace.

La magia, mejor de cerca

P.- ¿Qué prefiere: magia en la tele, magia en teatro…?
R.- En el teatro. La magia es un arte para vivirlo de cerca, con proximidad, en directo. La televisión es una manera de prostitución que está muy bien, evidentemente la promoción que se consigue a través de un programa de televisión no la consigues en un teatro. Pero la emoción no es la misma. La magia como arte escénico y teatral exige una participación intelectual por tu parte, exige unas ganas de querer ver algo, de sentir algo y de abrir tu mente a otra propuesta.

P.- Fue discípulo de Tamariz… ¿quizá dentro de unos años podamos decir que alguien fue discípulo de Magomigue?
R.- ¡Ya lo hay! El otro día estuve en Valladolid y cogí un autobús para ir a Madrid. Al bajar se acercaron dos chicos y me preguntaron: ¿tú eres Magomigue? Y dijeron: es que te estábamos viendo y pensamos… ¡¡no puede ser que viaje en autobús!! Estos chavales son aficionados a la magia que me ven ahora quizá como yo veía a Tamariz en mi época. No por la popularidad mediática, que está claro que la de Juan es mucho mayor, pero sí por los títulos que he alcanzado. Soy consciente de que soy un referente ahora mismo en la magia a nivel nacional, pero ser un referente a veces es una faena, porque no me siento referente de nada. La semana que viene cumplo 40 años y sé que estoy bien preparado para empezar a aprender otras cosas distintas, que me lleven a no sé dónde.

P.- En noviembre llega una nueva edición del HocusPocus.
R.- Es la séptima edición, va dedicada al aire y el slogan es “Respira magia”. La parte buena de todo esto es que se están haciendo cosas y es ya un referente. Cuando empecé con HocusPocus había siete festivales en España y ahora hay 39. La realidad es que funciona, gusta, la gente se lo pasa bien, se emociona y descubre muchas cosas. La magia recupera dos emociones infantiles que en la sociedad actual nos preocupamos mucho por tapar. La magia rescata inmediatamente el asombro y la alegría, que son dos de las primeras emociones conectadas con la infancia, y no hay que perderlas en la vida. Espero no perder ni capacidad de asombro ni, por supuesto, la alegría que eso produce. Alegría interior, de espíritu, de alma, de visión, de ganas de aprender, de ver, sentir, llorar.

P.- ¿Qué truco le queda por realizar?
R.- Muchas cosas. Tengo muchas ideas y muchos proyectos. Necesitaría otra vida entera. Cuanto más viejo soy más me doy cuenta de esa realidad. Lo poco que hago procuro hacerlo con decencia, honestidad, con ética profesional, cumplir, no defraudar al público nunca. Puedes tener un error pero, como decía un maestro que tuve, el público perdona un error, pero lo que no perdona nunca es el aburrimiento.

P.- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
R.- En julio empezará a emitirse un programa de cámara oculta que he grabado para Televisión Española. Además, me voy a la India la primera quincena de agosto, parte placer y parte trabajo, tengo una conferencia ahí durante el fin de semana pero ya que estoy por la India, que no voy todos los días… En octubre hago un festival en un pueblo cerca de Venecia y después me voy a Paraguay. Voy a llevar magia ahí en colaboración con la Casa de la Cultura de España. Estuve con ellos en Senegal hace un par de años, son proyectos para promover nuestra cultura fuera de nuestro país. Llevan propuestas de artistas españoles y me han invitado. Estoy escribiendo un espectáculo, me gustaría crear uno especialmente para niños y tengo otro en la cabeza sobre magia y cine, quizá para 2009-2010. 

Anuncios
Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: