Hocus Pocus. Las mágicas formas del asombro

Fuente: www.diariogranadahoy.com

24/11/2007 02:52 Blanca Durán / GRANADA

Los juegos de magia siempre plantean una duda al espectador: ¿Qué hay de real y qué de imaginado en todo lo que se puede ver sobre el escenario? Los magos insisten en que, con las ilusiones, sucede algo así como con el amor, que es mucho mejor cuando son recíprocas y se comparten hasta los detalles más pequeños entre quienes las dan y quienes las reciben. Después de una doble gala De cerca que reunió anoche en el Teatro Isabel la Católica a los grandes especialistas de todo el mundo en generar emociones con apenas unas monedas, unos trozos de cuerda o una baraja, el Festival Hocus Pocus continúa esta noche con una nueva propuesta, Magomiscelánea, con juegos espectaculares y trucos inverosímiles que sólo requieren de una consigna: dejarse llevar y disfrutar de lo que se ve sobre el escenario.

El humorista Agustín Jiménez será el encargado de conducir una gala en la que se podrán ver desde palomas que aparecen y desaparecen a personas cortadas en dos, además de escuchar a todo volumen los pensamientos más privados del público. Un extraño puzzle con artistas de todo el globo dispuestos a exprimir al máximo la capacidad de sorpresa del público y a sumergir a GranHada en su particular mundo de ilusiones.

Recién llegado de Portugal, el joven mago David de Sousa debuta en el Hocus Pocus con un espectáculo de manipulación breve pero concebido de forma única y sin interrupciones. “Recreo una atmósfera de calma, romántica y con música relajante. Más que una sucesión de trucos, prefiero construir un show que sea como un poema capaz de trasladar al espectador las propias emociones que yo vivo”, explicó él mismo. De Sousa está considerado como uno de los magos más elegantes del momento y desde sus inicios -cuando con apenas seis años se quedaba literalmente “embobado frente al televisor” cada vez que emitían el programa semanal de David Copperfield- ha mantenido su interés por las distintas disciplinas de la magia, aunque en los últimos tiempos ha decidido profundizar en manipulación, tanto con objetos propios como con emociones ajenas.

Acostumbrado a participar en el Hocus Pocus como espectador, el joven mago sevillano Héctor se subirá por primera vez al escenario del festival para “crear grandes ilusiones” en un espectáculo en el que es muy posible que “ocurra un poco de todo”. ¿Su instrumento de trabajo? Personas que tienen el dudoso honor de aparecer, desaparecer, encogerse, escaparse, transformarse y casi mutarse por arte (y magia) de un especialista en convertir en grandes espectáculos todo cuanto se le pasa por la cabeza.

Magomiscelánea también propondrá un desafío a la mente de cada uno de los espectadores. Objetos que se mueven con el poder de la mente y pensamientos que se adivinan sin haber dado ni una sola pista. El español Manolo Talman, ganador este año del primer Premio de Mentalismo en el Congreso Mágico Nacional de Barcelona, intentará “controlar la voluntad de varios asistentes” a su espectáculo, según contó.

El cartel lo completarán el estadounidense Michael Menes y su propuesta, que combina en dosis exactas el humor más punzante con la elegancia en la puesta en escena. Colaborador habitual del Cirque du Soleil, quienes lo han visto en directo aseguran que el suyo es un espectáculo difícilmente comparable a nada de lo que se haya podido ver con anterioridad.

La noche de los asombros culmirá con las actuaciones de Rafael, un mago belga pero que hace gala de un corazón del Hollywood cabaretero, y del español Miguel Gavilán, que despedirá la noche con palomas voladoras al son del ritmo flamenco. Si la magia siempre depara sorpresas, la reunión de varios magos con muy poco en común puede ser una aventura alucinante para todos los que, como los grandes ilusionistas, no se cansan nunca de ver magia.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Congresos

Etiquetas: , ,

Both comments and pings are currently closed.


A %d blogueros les gusta esto: