El aula de la felicidad

Fuente: http://www.diariovasco.com

El Materno Infantil de Donostia estrena un juego de entretenimiento para los niños hospitalizados.

SAN SEBASTIÁN. DV. Miren y Eneko tienen más argumentos para reír que los que ayer les regaló el mago Jon Zabal con sus trucos de cartas en la ciberaula del Hospital Materno Infantil de Donostia. Miren y Eneko son dos niños de cuatro años que junto a media docena de txikis hospitalizados disfrutó ayer de los nuevos juegos educativos y de entretenimiento que La Caixa, promotora y subvencionadora de este aula de ocio infantil ubicada en la planta cuarta del Materno, les iba a enseñar.


Todo estaba preparado en este enorme local de paredes de colores, juguetes de todo tipo y pizarra rebosante de letras y folios pintados. Los niños y niñas, en bata y pijama, estaban felices con el acontecimiento, expectantes en primera fila del acto, esperando junto a sus amatxos y aitás, las personas voluntarias jubiladas de la Obra Social de la entidad financiera y las monitoras. Antxon Núñez, subdirector del Hospital Donostia, les animó a disfrutar del aula y los nuevos juegos. Tanta emoción había que una nenita le preguntó si era el mago que iba a actuar. Carcajada general.

Curiosidad
Dorleta Ugarte, de La Caixa, recordó a todos que desde 2003 colabora con Osakidetza y que desde 2004 hay aulas similares en los centros hospitalarios de Zumarraga, Cruces, Basurto y Txagorritxu. «Este espacio les sirve para olvidar los duros momentos de la hospitalización». Recalcó que el material de trabajo «es muy versátil», señalando una torre de plástico con cajones de colores a su lado, que enseguida atrajo la atención de los pequeños… Hasta que se sentó frente a ellos el mago de Abracadabra y les hizo protagonistas de sus trucos.

El kit de juego se compone, según explicó Sonia Sáenz, gestora de la Obra Social de La Caixa, de seis tipos de entretenimientos «adaptado a las edades de los niños». Uno se llama Hospital, cuyo cometido es desdramatizar los procesos clínicos a que se ven sometidos en su hospitalización. Otro se denomina Letras. Sirve para conocerlas tratándolas como personajes de cuentos o como juguetes. Detectives, utilizado para estimular la curiosidad del niño y que aprenda jugando dónde están las trampas. Magia, el mundo de la ilusión y la fantasía. Música, extrayendo sonidos que se encajen después en melodías y, finalmente, Hadas, el mundo maravilloso de los cuentos que leerán o escucharán y, seguramente, tranquilizará su sueño cuando tengan que volver a la cama de su oscurecida habitación.

Ayer, sin duda, una decena de pequeños se habrán ido a descansar más felices a sus camas del Hospital Donostia.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Noticias

A %d blogueros les gusta esto: